París

 

 

NEH

 

Ayer me paseé por París de tu mano.

El Sena era azul.

Saludamos a un par de demonios

que vigilaban la ciudad desde la isla de la Señora.

En un banco, Borges hablaba con Borges,

y la carroza de la princesa

se volvió calabaza en el Alma.

Una mosca navegaba perezosa

Campos Elíseos arriba.

Y vimos una cabeza al pie de un árbol,

junto al Petit Château.

Napoleón, triunfante bajo el nuevo Arco,

espoleaba un caballo.

En Montmatre compramos un par

de cuadros naïf.

Saludamos a Vigny,

que lanzaba una botella al mar

desde el Monte de los Olivos,

mientras aquel triste lobo agonizante lo miraba.

Un beso escapó de tu boca

y voló hacia Versalles.

Baudelaire, en el asfalto,

plantaba flores malditas,

Riendo buscamos tesoros bajo la pirámide

y la dama sonriente

no dejaba de observarnos.

Caía la tarde,

nos sentamos en la hierba,

a la sombra de la torre,

para comer un cruasán.

Pero ahora ya no estoy segura…

¿Ayer estuve en París contigo

o contigo en un trozo de cielo?

 

 

Anuncios

2 Respuestas a “París

Los comentarios están cerrados.