JGR

Te recorro entero cuando te pienso.

Desde el pelo que vira a gris

hasta las piernas hipóstilas

que te sostienen y me conducen.

Desde los ojos arcanos,

mirada hacia mundos pretéritos;

hasta esa boca imperfecta en la

que se me hunde el mundo.

Sin necesidad de evocarte estás ahí.

Presente en cada hálito.

Constante.

Sístole y diástole.

Te me cruzas sin permiso,

en cualquier instante.

Sorpresivo.

Te siento.

Te vivo.

Anuncios

6 Respuestas a “JGR

Los comentarios están cerrados.