Zen

 

El monte Lu en lluvia y niebla;

el río Che muy crecido.

Antes de ir  allí, no cesaba el dolor del deseo.

Fui allí y retorné…

No fue nada especial:

el monte Lu en lluvia y niebla;

el río Che muy crecido.

 

 

Anuncios